Salón del Manga de Barcelona 2012


112.000 visitas, entre ellas yo.  Adentrándome en una nueva dimensión, después de tantos años esperando que por fin las instalaciones permitieran el paso y dejaran respirar entre tanto aficionado. Por fin en Barcelona, por fin en Plaza España. Un 60% más de espacio y un 70% más de visitas que el año anterior… todo muy agradable el jueves, pero de igual manera agobiante el sábado por la tarde. Ya son 18 años de Salón del Manga, muchos de nosotros lo hemos visto crecer y evolucionar cada año, incluso algunos de nosotros hemos cambiado tanto que ya no congeniamos con la serie de moda o el cantante de turno.

Pero este año era diferente, teníamos que volver. ¿Sabíais que tenemos un récord de gente disfrazada de Dragon Ball? El jueves 1 de noviembre a las 13 horas se reunieron en el escenario del Salón 307 personas disfrazadas de Dragon Ball para hacer un gran Kame Hame Ha celebrando que se han cumplido 20 años desde su publicación en España. Ahora sólo queda conocer la respuesta de la organización del Guinness World Records.

Expositor Cosplay World Summit

Nada más entrar ya visualizabas el ambiente de siempre, gente colores, calor… en el centro una miniexpo sobre Dragon Ball, las tiendas y un gran expositor que guardaba los vestidos de participantes en el World Cosplay Summit. Prácticamente lo mismo de siempre pero más amplio. Pero, eh, ¡espera! Ya no cambian la entrada por un cómic, cosa que refuerza mi creencia de que pagas por entrar en un recinto donde vas a comprar y eso me incomoda ligeramente.  Más a la derecha los stands casi olvidados de fanzines y justo en el lado opuesto la nave gastronómica de comida oriental. En el fondo los escenarios y aún sobraba espacio, aún podrían haber cabido más tiendas y más expositores, chapeau por lo que al espacio se refiere.

Apagada la ola de Inuyasha, Naruto y compañía pudimos ver disfraces de todo tipo, clásicos, de retales tapando lo mínimo, Avengers femeninas y novedades gratas como Hora de Aventuras: Jake, Finn, Fiona, Cake, Princesa Chicle, el rey de hielo e incluso de lady arcoíris, es más Norma Editorial comunicó que publicará  la versión cómic en 2013.

Latas de Dragon Ball en una de las tiendas de comida japonesa.

Otros stands interesantes fueron el taller de Amigurumi, el de Bamboo Manga,  es decir una pen tablet para dibujar en el ordenador –qué alguien me explique qué diferencia tiene la Bamboo Manga con la de toda la vida porque las características son las mismas–, y el clásico de la Escuela Joso que este año enseñaba a dibujar con la Nintendo DS y Art Academy con el que hace una colaboración (sh siempre es mejor usar lápiz/plumilla y papel)


En resumen

Lo mejor de este añopara mí la distribución en general y sobretodo la ubicación conjunta de la comida japonesa en una de las naves dentro del mismo pabellón, eso sí, a precio de oro como siempre aunque con rebajas respecto a la tienda física. El salón se centró bastante en la gastronomía oriental con talleres varios y aprovechando la publicación del cómic Mibu-ElBulli, sí, sí el de Ferran Adrià, de hecho incluso se hizo alguna tapa It’s Free! Junto a Hiroyoshi Ishida (propietario del otro selecto restaurante) pero cualquiera se acercaba con tanta gente apelotonada.  El año que viene uno de los temas en mente será la conexión entre el deporte y el manga, lástima que el deporte no se coma…

Lo peor la gran parte de las tiendas ofrecen prácticamente el mismo tipo de merchandising y las que no aprovechan para fijar precios desorbitados, por no hablar de algun tipo de producto de dudosa procedencia y de poca calidad. Aún recuerdo cuando el dinero no era problema con tal de conseguir lo que quería, ¡qué época!, cuando no tenía que preocuparme, ains. También se ha echado a faltar una mínima oferta de Artbooks y de piezas de coleccionismo fuera de la corriente habitual.

Anuncios