Sitges 2012: El nacimiento de Chilewood, el primer anime y Stephenie Meyer everywhere


Aun quedaban vasos de plástico con chocolate y churros ya fríos en las aceras de camino al hotel Melià de Sitges. La organización del festival las preparó anoche para las fans de la saga Crepúsculo ya que algunas de ellas acamparon para conseguir las primeras entradas del evento Twilight.

A las 12:30 hacían cola a decenas para ver a Chaske Spencer y conocer nuevos detalles de la segunda parte de Amanecer. A esa misma hora se presentaba también The Host, la adaptación al cine de la nueva trilogía de la autora de Crepúsculo, Stephenie Meyer.

Pero nosotros estábamos entretenidos con el cine del presente. La primera atracción del día ha sido Aftershock, dirigida por el chileno Nicolás López y producida, escrita y protagonizada por Eli Roth, que recordaréis de Hostel y al que hemos podido escuchar, junto a López, en la rueda de prensa de esta mañana.

Según López, Aftershock es el inicio del “Chilewood”, una serie de producciones chilenas de películas de género y rodadas en inglés para “llegar a un público mainstream”. Eli Roth afirmó haber seguido a López “desde Promedio Rojo”, su primera película, y comentó que el chileno fue el primero en ver la primera versión editada de Hostel.

La colaboración sigue adelante, ya que López es productor de Inferno, el retorno como director de Roth, que empezará con el rodaje la próxima semana.

Hoy también ha sido el turno de Blood-C: The Last Dark, el estreno del anime en la sección oficial y adaptación del conocido manga. El jueves podremos ver la segunda pieza de anime en competición, Wolf Children.

Aftershock (Dir.: Nicolás López)

La fórmula Hostel se percibe a la milla en Aftershock, la primera media hora de la cual es una fiesta continua de dos chilenos y su amigo Gringo (Eli Roth). Pero en cuando estallan el terremoto y sus sucesivas répicas (aftershock en inglés), la película deriva hacia un terror que incluye escenas de diferentes géneros: disaster movie, slasher, thriller y varios planos puramente serie B.

El humor de la primera parte se pierde un poco en el cambio de género, pero sigue presente en toda película básicamente gracias al personaje del “Pollo”, interpretado por Nicolás Martínez. Un habitual en las películas del director chileno y del que éste dijo: “siempre estamos detrás de la puta barba de Nicolás para que no se la afeite y el cabrón siempre lo hace”.

Blood-C: The Last Dark (Dir.: Naoyoshi Shiotani)

La adaptación del manga de Clamp, realizada por Naoyoshi Shiotani, es sin duda fiel a los canones del cine de anime japonés. Tiene todos los gestos: un personaje intrigante y solitario que acaba confraternizando con un equipo pintoresco de investigadores online, una venganza que saldar y que convierte al cobarte en valiente y finalmente muchos monstruos y sangre.

Bueno, esto no es precisamente típico de todos los animes, pero os hacéis a la idea. Un filme con una buena animación, aunque con algún punto flaco, y con una historia de la que posiblemente deba opinar un fan del manga. Yo, como espectador ajeno, no he quedado muy impresionado.

DIARIO DEL FESTIVAL

Día 3 (06/10) – El nacimiento de Chilewood, el primer anime y Stephenie Meyer everywhere
Día 2 (05/10) – Escalofriante mañana para todos los gustos
Día 1 (04/10) – La 45ª edición del festival invade la ciudad

Pre-Sitges 2012:

Anuncios