Sitges 2012: Escalofriante mañana para todos los gustos


La primera maratón matinal para la prensa ha dejado un buen sabor de boca en su mayor parte. Si bien se trataba de una falsa maratón ya que el acceso a las películas 3D no está incluido en el pase de prensa, el resultado ha sido el mismo: cuatro películas seguidas sin apenas descanso físico.

Ni mental, porque el día ha empezado con una perturbadora Insensibles, dirigida por Juan Carlos Medina, y ha continuado con la vitoreada por la crítica Holy Motors, la vuelta al cine tras casi quince años del francés Leos Carax y a la que dedicamos nuestro What About Sitges de hoy. Han completado este viernes de cine Compliance y John Dies At The End, cuyo director Don Coscarelli se ha dirigido a la prensa por la tarde.

El momento cómico del día lo han protagonizado los alumnos de un instituto local. Pero los verdaderos responsables son sus profesores, que han decidido llevar a los chavales a ver Holy Motors. Un filme enorme y que en pocos meses ha conseguido el estatus de ‘culto’, pero que por su extraña trama y enfoque no ha hecho más que aburrir a los estudiantes. Aun a la salida no se creían semejante excursión.

Y ahora, pasemos a las pelis:

Insensibles (Dir.: Juan Carlos Medina)

Un accidente de tráfico provoca que Adán descubra que padece una enfermedad solamente curable mediante un trasplante de médula. Tras arrancar a sus padres la confesión de que es adoptado, recorre la historia de su verdadera madre, lo que le lleva a un hospital de los años 30, luego convertido en prisión, y a la historia de unos niños que nacieron sin la capacidad de sentir el dolor.

Escalofriante guión que aumenta en fantasía hacia el final pero que en todo momento se mantiene dentro del escenario dramático de Adán y del joven con insensibilidad Benigno. Tras un inicio arrollador y potente a nivel gráfico, la película avanza a buen ritmo hasta mejorar con una patre final que quizá decepcione a los amantes del realismo pero que encantará a los demás.

Es clarísima la referencia a El Espinazo del Diablo, así como a todas las historias que parten del horror de la guerra para traspasar los límites de la realidad y adentrarse en el misticismo y el terror fantástico.

John Dies At The End (Dir.: Don Coscarelli)

Adaptación del libro homónimo de David Wong. Una divertida paranoia sobre dos chavales que descubren una fuente de extraños poderes cognitivos (incluso el dominio del tiempo) y luchan contra una civilización de un universo paralelo.

Sin duda una buena aportación a la serie B del momento, con grandes dosis de ironía y humor que recuerdan el espíritu Zombieland pero con muchísima más mala leche. Pero cuando la peli tiene que entrar en materia quizá se queda algo corta. Aunque entretenida lo es un buen rato.

Compliance (Dir.: Craig Zobel)

La etiqueta basada en hechos reales debería sumar un +1 en este caso ya que todo el humor involuntario de la situación desparece al saber que se dieron 30 casos en Estados Unidos el año pasado.

Una broma criminal por teléfono provoca que una empleada de un restaurante de comida rápida sea retenida, interrogada, registrada, desnudada y abusada sexualmente por la gerente del establecimiento y su marido, que se creen sin cuestionar al supuesto policía telefónico.

Con aires de falso documental, aunque manteniendo la ficción, Compliance no se complica a nivel gráfico ni ambiental sino que todo se basa en los actores, que sin duda aprueban.

 

DIARIO DEL FESTIVAL

Día 2 (05/10) – Escalofriante mañana para todos los gustos
Día 1 (04/10) – La 45ª edición del festival invade la ciudad

Pre-Sitges 2012:

 

Anuncios