Zombillenium, Arthur De Pins


 

Zombillenium
Arthur De Pins
2010 –

Dibbuks, 2 tomos publicados
48 páginas, cartoné, color
14,00€

 

7,5

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Los monstruos de De Pins son monos de feria! Zombies, vampiros, demonios, esqueletos y monstruos varios trabajan en un parque de atracciones temático de terror que además ¡está en crisis!  La empresa regentada por un vampiro y un hombre lobo no funciona del todo bien, los monstruos son reales pero los visitantes ya están curados de espanto, el puesto de trabajo peligra y van a necesitar encontrar nuevos reclamos.

La historia es simpática y entretenida sobretodo gracias a Gretchen, la bruja y becaria del parque que se corona como el mejor personaje de todos, y Aurèlien, que muere en las primeras páginas y se une al elenco.

¿Qué me gusta? La idea alrededor de la que se mueve la historia, me parece muy divertido que los monstruos tengan un sindicato y un trabajo como cualquier otro, por no hablar del dibujo que me parece estupendo. Después habría que hablar de los detalles, no podía faltar en nada relacionado con zombies la aparición de Michael Jackson (sólo en el primer álbum) o la pequeña burla hacia Crepúsculo.

¿Qué no me gusta? mmm… Las portadas no me convencen, no son un buen reflejo de la historia interior y por otro lado a veces a la trama le falta un poco de chicha. El segundo volumen me decepcionó ligeramente, cuenta una historia un poco enrevesada sobre un personaje que no encuentro que tenga demasiada importancia. Aunque tal y como se puede ver en la nota que le he puesto no es de lo mejor que ha pasado por mis manos, merece ser leído.

¿Y qué hay del autor? De Pins utiliza el diseño vectorial para sus trabajos y es más conocido por ser diseñador gráfico y por sus ilustraciones simpáticas pero eróticas. Otros trabajos han sido de publicidad, animación… y libros de ilustrados de tópicos sobre hombres y mujeres. Y que no se interprete tópico como una palabra negativa, al contrario están hechos con gran acierto como Pecados VenialesAntikamasutra o Dí que no: la técnica de la vía del rastrillo.

Sí, le prefiero mil veces haciendo este tipo de libros, me declaro fan en primicia. Pero aquí hablábamos de Zombillenium, ¿no?

Anuncios