Jaz Coleman no estaba muerto, estaba de parranda!


¿Os acordáis que hace unas semanas os contamos que Jaz Coleman, cantante de Killing Joke, estaba desaparecido? Pues ya lo han encontrado! El grupo ha hecho un comunicado en Facebook explicando que Coleman estaba en el Sahara Occidental trabajando en varios proyectos propios, la banda sonora de un show de TV y concierto que se celebrará en 2013 en Seattle y su nuevo álbum en solitario cuyo pre-order estará disponible la próxima semana.

Es más sospechoso que un obispo irlandés en un chiki-park.

Ha declarado no saber nada del mensaje de Facebook sobre su desaparición que compartieron sus compañeros de banda y que es imposible hacer los conciertos programados con The Cult y The Mission ya que el está ahora con sus proyectos en solitario. Pa’ mear y no echar gota.

Anuncios