Dios en persona, de Marc-Antoine Mathieu


Dios en persona
Marc-Antoine Mathieu
 
Sins entido, 2010
Original Francia: Dieu en Personne, Delcourt, 2009
128 páginas, Blanco y negro (con fondos tonales)
18,00€
 
 

8,5

 

 

 

Una enorme fila de censo, una utopía burocrática en la que todo habitante tuviera que ser revisado y registrado, ordenado alfabéticamente por apellido. En la fila, aparece una anomalía, una imposibilidad, también registrada. Nombre: Dios. Apellido: DIOS. El fundamento de la existencia, la verdadera imagen de la perfección, el summum de la inteligencia, la idea reguladora de nuestro razonamiento y el cabrito tiene hasta sentido del humor.

¿Cuál sería la primera reacción del ser humano al encontrarse con aquello que ha buscado e interpelado durante siglos, en multitud de formas? Enviarle a un sanatorio, declararlo imperiosamente loco. Pero Marc-Antoine Mathieu no se queda ahí, en esa imagen gastada de la salvación de la humanidad pudriéndose entre paredes acolchadas. No. Pasa al segundo movimiento de esta sinfonía cosmico-cultural. La segunda reacción es la que importa y esa es nada más y nada menos que judicial.

Dios baja entre humanos y todos le demandan. Están enfurecidos con su imperfecta creación y con la multitud de debates infundados e imposibles de solucionar sobre el libre albedrío y el sentido de la existencia. Se enciende la maquinaria de la justicia, pero con ella la mediática, la publicitaria, la cultural, la social y todas las teclas que haya que tocar de este paisaje humano.

Bajo la forma de falso documental, retratando desde el futuro esa historia que fue y ya no es, Mathieu hila con inteligencia las preguntas y las respuestas, los argumentos y circunloquios en los que creyentes, teólogos, filósofos y científicos han  depositado su confianza durante siglos. El resultado es un título entretenido aunque algo denso, pero que compensa su ligera pesadez con fuertes dotes de pedagogía y una extraordinaria ironia sobre la lógica comercial y mediática de nuestro mundo.

Anuncios