What About Silence: El señor de la guerra, de Andrew Niccol (2005)


El señor de la guerra (Lord of War)
Dirección y Guión: Andrew Niccol
Reparto: Nicholas Cage, Jared Leto, Ethan Hawke, Bridget Moynahan, Eamonn Walker
122′, Estados Unidos, 2005

Tentados estamos durante más de dos horas a rebatir a Yuri Orlov, a reconducirlo a los cauces de la moralidad común y cotidiana que se sabe salvada a ojos de Dios o del diablo, porque el “no matarás” es tan improbable que sólo la rutina es suficiente para alejarnos de ese pecado capital.

Traficante de armas a gran escala, Orlov (Nicholas Cage) aprovecha la caída del Muro para comprar a las antiguas repúblicas soviéticas y vender a las efímeras repúblicas africanas, un negocio en alza tras el final de la Guerra Fría y que demostró que tras el colonialismo salvaje la lección no había sido demasiado entendida.

Orlov es perseguido por la interpol, personificada en el perro de presa Jack Valentine (Ethan Hawke), mientras diseña su vida junto a la mujer de sus sueños, Ava Fontaine (Bridget Moynahan), que acaba cayendo en una de esas redes que tejen los que llevan una doble vida.

El señor de la guerra mezcla la espectacularidad del cine de acción de Hollywood con una fuerte dosis de crítica que, sin embargo, acaba tapada por los disparos y las explosiones para salir a presión al final, en un desenlace imponente que justifica toda la algarabía hollywoodiense. Destacable es también esa secuencia de créditos del inicio, que bien vale un premio pese a que se note el toque de ordenador.

No sorprende en Andrew Niccol que se aleje de los planteamientos de ciencia ficción para tratar un tema que lamentablemente es más actual que histórico. Pese a que muchos lo identificarán con Gattaca o la recience In time, Niccol siempre plantea un cierto debate en sus películas, más allá de si se desarrolla con claridad o no. Guionista de El show de Truman y de La Terminal, en El señor de la guerra consigue que nos preguntemos sobre esa industria y ese mercado escondidos pero a la vez tan esenciales para la economía actual, ya sea de algunos bancosministerios.

Anuncios